Francisca lachapel tenía miedo de ser rechazada por la familia de su esposo: ‘cuando me vean, se van a oponer

Francisca Lachapel abrió su corazón y compartió los miedos que tenía antes de conocer a la familia de su esposo, Francesco Zampogna.

Y es que, para ella, no era solo por el hecho de conocer a los padres de su pareja, sino que sentía que la familia de él la rechazaría por sus rasgos físicos, como su piel morena. En una entrevista para la serie En Sus Palabras (Prende TV), la conductora de Univision confesó cómo se sentía al respecto.

Francisca Lachapel reveló los miedos que tenía al rechazo por sus rasgos físicos
“Ir a conocer a su mamá y a su familia a mí me causaba terror”.

Compartió. Además del miedo de conocer a la familia de su novio, Lachapel no daba crédito a que, un empresario de raíces italianas, se fijara en ella. “Yo decía: ‘Pero es que este hombre es tan diferente a mí, cómo yo voy a llegar, o sea yo estoy segura que él no ha salido con alguien que se vea como yo, y tal vez todos en su casa son así blanquitos, de colores claros’”, continuó.

La originaria de Azua, en República Dominicana, llegó a pensar lo peor. “(Yo pensaba) ‘Cuando me vean a mí va a ser diferente y se van a oponer, también la mamá no va a querer que su hijo se case conmigo o que quiera estar conmigo’”.

Incluso, ella le contó a Francesco de sus temores. “En la familia de mi esposo todos los sobrinitos son así con el pelo rubio, de ojos claros y yo una de las preguntas que le hacía a Francesco era: ‘¿Tú estás consciente que nuestro hijo va a ser así diferente, va a ser con el pelo oscurito, va a ser diferente porque lo va a traer por mí ?’”.

Francisca Lachapel y su esposo.

Pero a Zampogna, con quien se casó por lo civil en 2019, nada de eso le interesaba, solo sabía que quería pasar sus días con Franisca: “Él me decía: ‘A mí no me importa, yo te amo a ti y yo quiero que nuestros hijos se parezcan a ti’”.

Gennaro, bebé de Francisca Lachapel Una gran familia feliz… el sueño de Francisca Lachapel
La presentadora de Despierta América aseguró que, desde el primer día, los Zampogna la recibieron cálidamente. “(Son) gente súper amorosa, gente súper receptiva que me abrieron los brazos desde la primera vez y como yo me veía, no era un problema”.

Esas inseguridades estuvieron dentro de ‘Fran’ por mucho tiempo, y poco a poco ha logrado forjar su autoestima y dejar de lado la negatividad, que en ocasiones empañaba su felicidad. “El amor propio que tengo ahora, la aceptación que tengo ahora ha sido un proceso como de sanación y de entender muchas cosas y de sacar mucha basura que se puso en mi cabeza, que la sociedad puso en mi cabeza, mucha basura que he dejado fuera”.

Lachapel, de 32 años, asegura que ahora las cosas son diferentes, pues se siente más plena y feliz con su físico. “Ahora más que nunca me siento bella, me siento cómoda en mi piel”.

Su lucha incansable.


Trabajar en su autoestima ha sido cosa de todos los días, y en medio de esa transformación emocional, también ha puesto todas sus energías para ser su mejor versión a nivel físico. Con su primer embarazo, ‘Fran’ ganó varias libras, las cuales poco a poco ha ido perdiendo. El mes pasado contó que, desde que arrancó el 2022, ha perdido 40 libras y que se siente capaz de ir por más. “Me dije a mí misma: ‘Lo estás haciendo muy bien ¡Vamos por 20 libras más!’ Sí se puede, caramba”.